Miguel de Molina tuvo que exiliarse después de varias palizas por lo mismo que mataron a García Lorca,  por rojo y maricón.

Javier Aroca: “Rajoy debería tener otro protagonismo, sobre todo para al menos, simbólicamente, romper definitivamente a la derecha con la homofobia y sus políticas.

Miguel de Molina era un artista maravilloso, que tuvo que exiliarse después de varias palizas. Sabéis por qué tuvo que irse? Pues por lo mismo que mataron a García Lorca,  por rojo y maricón.

Deja un comentario