Llevar unos grilletes a un congreso es una falta de respeto pero ponérselo a la mitad de nuestro gobierno es normalidad.

Llevar unos grilletes a un congreso es una falta de respeto pero ponérselo a la mitad de nuestro gobierno en la espalda dentro de un furgón policial mientras los paseas por Madrid es normalidad.

Llevar una impresora al Congreso es una falta de respeto, pero en cambio que Soraya Sáenz de Santamaría mande a la Guardia Civil a imprentas y registre a trabajadoras en busca de peligrosas papeletas es normalidad.

Si se le dice a Mariano Rajoy a los ojos saque sus sucias manos de nuestras instituciones, es una falta de respeto, pero en cambio que detengan como estaban deteniendo en este mismo instante amigos nuestros, a compañeros nuestros de partido frente a sus hijos eso es normalidad. Nosotros decimos que no.

 

Deja un comentario