El Tribunal de la UE sentencia que Uber es un servicio de transporte, y necesita licencia

El servicio de puesta en contacto con conductores no profesionales prestado por Uber está comprendido en los servicios en el ámbito de los transportes. La sentencia dicta  que debe considerarse que el servicio de intermediación forma parte de un servicio global cuyo elemento principal es el transporte y, por lo tanto, no responde a la calificación de servicio de la sociedad de la información, sino a la de servicio en el ámbito de los transportes.

La sentencia no cambia la situación actual en España, donde Uber opera bajo licencia VTC, como otras firmas como Cabify, pero supone un revés a las tesis de los taxistas que consiguieron precisamente la prohibición cautelar del servicio UberPop en 2014.

La sentencia manifiesta que Uber ejerce una influencia decisiva sobre las condiciones de las prestaciones efectuadas por estos conductores.

 

Uber ha emitido un comunicado:

Esta decisión no cambia nada en la operativa de Uber en la mayoría de los países de la UE. Sin embargo, todavía hay millones de europeos que no pueden usar ‘apps’ como la nuestra. Como dijo recientemente nuestro nuevo consejero delegado, conviene regular servicios como Uber y por ello continuaremos el diálogo con países y ciudades en toda Europa.