El saber arma para el combate, sin saber no hay revolución, hay chusma

Fragmento de la intervención de Julio Anguita en la presentación del libro de Alberto Garzón -Por qué soy comunista: Una reflexión sobre los nuevos retos de la izquierda-.

Anguita: Hay muchos enfoques del comunismo ¿Cuántas horas se tiró Karl Marx en la Biblioteca Británica estudiando y leyendo? ¿Cuántas horas cuántas horas estuvo a su lado a Federico Engels?

Marx leía de todo,  todo le interesaba: los últimos avances de la ciencia, de la economía, el lenguaje, es decir, la puesta comunista se basa en el análisis científico de la realidad y esto es algo tan importante que echa por tierra ese discurso demagógico que plantea que los trabajadores no deben saber nada, que  no deben estudiar. Es un discurso maldito porque los trabajadores puede que no puedan ir a la universidad lamentablemente.

Porque el saber arma para el combate de la propia liberación, sin saber no hay revolución posible, hay seguidismo, hay bulla, hay chusma, pero no hay gente sujeto y de la revolución

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.