El papel de la policía es garantizar los derechos fundamentales, y no eliminarlos. La ley contra la violencia no permite requisar prendas amarillas. Joaquim Bosch

La ley contra la violencia no permite requisar prendas amarillas, lo que dice la ley es algo muy diferente. Lo que se prohíbe son símbolos, emblemas, pancartas, que puedan incitar a la comisión de actos violentos, es decir, que puedan animar hacer llamamientos, inducir a la violencia a otras personas.

Me parece evidente que una bufanda amarilla no puede inducir a cometer actos violentos.

El papel de la policía y de las instituciones en el estado derecho es garantizar los derechos fundamentales, y no eliminarlos a quien  los está creciendo pacíficamente.

Lo de la provocación, quién ejerce pacíficamente un derecho fundamental no provoca a nadie, el problema será de quien se pueda sentir provocado.

Es como culpar a una mujer, como en su momento hicieron jueces con unas connotaciones bastante discutibles, es culpar a la mujer de que lleve minifalda porque provoca la agresión. El que ejerce un derecho no está provocando a nadie y me parece peligroso que empecemos a normalizar determinar el recorte de libertades.

 

Deja un comentario