“El rey Juan Carlos debería haber sido llamado a declarar, pero no como testigo, sino como imputado”. Juez Castro.

 

Entrevista al juez Castro:

Pudiéramos decir que el resultado es que las penas son ciertamente bajas. Me parece una sentencia aceptable pero las penas son benévolas.

Creo que hubo trato de favor a la infanta Cristina, pero no por los tribunales, por el sistema.

Castro ha coincidido con Horrach en que si el rey emérito Juan Carlos I no disfrutara de ese privilegio,  debería haber sido llamado a declarar, pero no como testigo, sino como imputado.

No cabe suspender la pena de prisión para Urdangarin porque, incluso “aunque se dieran las circunstancias excepcionales” que se prevén en el artículo 80 de la Constitución, apunta que “al ser una de las penas superior a dos años no se puede aplicar la suspensión de la condena”.

 

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.