Consiguen frenar de nuevo el desahucio de Pepi, a pesar de plan de la juez, que lo fijó a las 6:30 de la madrugada.

La juez fijó a las 6:30 la hora el desalojo para evitar que la presión de los movimientos antidesahucios entorpecieran el cometido a la policía y los agentes judiciales, pero se llevaron una sorpresa.

 

En la calle Argumosa 11 de Lavapiés, centenares de personas con chalecos y cascos azules se concentraban para evitar el desahucio de Pepi. El caso llegó a Naciones Unidas que se pronunció sobre este expediente  y exigió la paralización  de manera “indefinida” y hasta que la Administración Pública “no garantice una alternativa habitacional“.

Ayer la Junta Municipal de Centro envió una carta al Juzgado de Primera Instancia número 33 de Madrid en la que pidió la suspensión temporal del lanzamiento.

Pepi: Estoy esperanzada, no sé qué va a pasar pero estoy tranquila”Lo que está pasando no debe pasarle a nadie“.

A pesar de la hora la gente se movilizó para frenar el desahucio:

 

Las cámaras también estaban presentes:

Finalmente la paralización se hace efectiva: