Un agente de la Guardia Urbana dispara y mata a un perro que le mordía en el brazo, aunque testigos lo desmienten.

Un agente de la Guardia Urbana dispara y mata a un perro tras una trifulca con su dueño que acaba detenido.

 

 

El suceso tuvo lugar en Sants-Montjuïc (Barcelona), cuando la patrulla de agentes  quiso identificar a una persona que se encontraba cerca de Plaza España con Gran Vía.

Uno de los agentes disparó al mientras éste le mordía el brazo,m según su versión, provocándole la muerte minutos después.

El propietario de «Sota»,  fue detenido al agredir al policía tras disparar su perro.

El agente alegó que temió por su vida y disparó al animal.

La CUP y algunas asociaciones  han pedido a Ada Colau que abra una investigación, porque algunas de las personas que presenciaron el suceso tienen una opinión diferente a la versión de los agentes: todo empezó entre el dueño del animal y entre 6 agentes, se  propiciaron golpes entre las dos partes y, después, uno de los agentes disparó a la cabeza del animal, que se encontraba ladrando.

ADVERTENCIA: Las imágenes pueden herir la sensibilidad.

Imágenes de la manifestación: