Expulsan a una mujer negra de un autobús con malas prácticas policiales, a pesar de tener billete.

Una mujer de Guinea Ecuatorial fue expulsada del autobús por la Policía Local de Móstoles a petición del conductor, a pesar de que ella poseía su billete. Los agentes llegaron a empujarla y separarla de su hijo de cuatro años años para obligarla a bajar.

La organización @FederacionSOS  ha denunciado la expulsión de una mujer negra del autobús interurbano, junto a su hijo de cuatro años, por la Policía Municipal de Móstoles (Madrid) a petición del conductor por “exceso de aforo”.

La mujer cae por las escaleras y cuando un hombre intenta ayudarla a ponerse en pié, un policía se lo impide pegándole un empujón evitando que se acerque a la mujer.

La indignación de los testigos por la actuación de la polícia ha sido generalizada: “agredir a mujeres con niños, te aprovechas porque llevas el uniforme de policía”.

Paula Guerra, presidenta de la organización, en un comunicado afirma que “no es el primer incidente racista de este tipo que denuncian, me pregunto si se hubiera producido esta misma violencia si la mujer afectada hubiera sido una española blanca“.

La afectada que aún no ha interpuesto una denuncia, está sopesando hacerlo.