La Guardia Civil suspende al agente de ‘La Manada’ de sus funciones.

El BOE de este viernes publica la suspensión de Antonio Manuel Guerrero, el Guardia civil de ‘La Manada’, que pasó a estar despojado de sus funciones desde el 10 de diciembre de 2018, aplicando lo dispuesto en el artículo 92 de la ley 29/2014, de 28 de noviembre, de régimen del personal del cuerpo.

 

Antonio Manuel Guerrero está condenado por abusos en grupo a una joven durante los Sanfermines de 2016, sigue en libertad a la espera de la decisión del Tribunal Supremo.

En julio, el Ministerio anunció la reincorporación del presunto violador al servicio “por imperativo legal”, pero aseguraron que, al igual que realizaron con el militar, “no le asignarían destino”.

La decisión vino motivada por obligada por  lo dispuesto en los artículos 88.2 y 92.2 de la Ley 29/201.
«En el caso concreto del guardia civil se sigue aplicando la resolución ya adoptada el 29 de julio de 2016 por el director de este Cuerpo de no otorgarle ningún destino mientras no se dicte sentencia firme o auto de sobreseimiento también firme», afirmaba en un comunicado.