7 años de cárcel para un jefe de la Seguridad Social que cobró durante más de 16 años, la pensión de su abuelo fallecido.

El funcionario que fue jefe del servicio de Control de Pensiones en la dirección provincial del INSS en Zamora, llegó a percibir indebidamente casi 550.000 euros.

El tribunal ha ratificado la sentencia que fue emitida en primera instancia el pasado mes julio por la Audiencia de Zamora, a pesar del recurso del imputado, que ha sido condenado a siete años y tres meses de cárcel por cobrar, durante más de 16 años, la pensión de su abuelo fallecido.

El funcionario modificó varias veces la edad de su abuelo, para que no detectaran el fraude,  ya que de haber vivido tendría 120 años de edad. La cuantía de la pensión la aumentó al máximo, hasta tres mil euros al mes, ser registrada como de gran invalidez.

El juez lo condena por delitos de falsedad y fraude a la Seguridad Social.

 

También manipuló el expediente de su padre jubilado para que cobrase una pensión superior a la suya, y le asignó una pensión de viudedad a una conocida y a su hijo.  La mujer beneficiaria de este fraude ha sido condenada a un año y diez meses de cárcel.