El problema no es la subida del S.M.I. Las horas extra no pagadas impiden crear 74.000 puestos de trabajos nuevos.

El INE (Instituto Nacional de Estadística), ha publicado que en el cuarto trimestre de 2018 se realizaron 2.962.000 horas extraordinarias no remuneradas, un 8,3% más que en el mismo periodo de 2017.  En comparación con el trimestre anterior (el 3T), las horas no pagadas repuntaron un 18,2%.

Según los datos las horas extras no remuneradas se aproximan a los tres millones.

Los asalariados realizan cada semana un total de 2.962.000 horas extraordinarias que no son remuneradas por la empresa, que se ahorran el pago de 74.050 empleados a tiempo completo (40 horas semanales).