Tres acusados del caso de espionaje en Madrid señalan a Esperanza Aguirre de haberlo organizado.

Hoy lunes ha comenzado en la Audiencia Provincial de Madrid el juicio por un supuesto delito de malversación de caudales públicos, al utilizar vehículos y teléfonos para espiar al ex vicealcalde de Madrid, Manuel Cobo y otras personas.

 

El abogado de tres de los investigados por el caso de espionaje en Madrid ha acusado al PP de la época de Esperanza Aguirre de iniciar  el procedimiento en el que se encuentran implicados su defendidos en 2009 para crear una cortina de humo tras el estallido de la Gürtel.

Según el letrado Ramón González, letrado de tres guardia civiles y un funcionario implicados, todo fue una maniobra para paliar la  “profunda guerra que había entre Mariano Rajoy y Esperanza Aguirre tras perder el PP las elecciones de 2008.

“Espero que durante el juicio demostremos que mis defendidos son víctimas de los tejemanejes que existieron dentro del PP.

 

El letrado señaló a Ignacio González como “presumible inductor” del caso y a Granados como “presumible encubridor”, e hizo hincapié en que ile cuesta “considerar que Aguirre no supiese nada del tema. Yo creo que aquí el cabeza de todo esto es Ignacio González y, de alguna manera, Aguirre consentía todo este tema. Presuntamente. Igual que Granados, que no hizo absolutamente nada”.

“Presuntamente pedimos dos veces que se imputara a González y a Granados. La juez no lo consideró“. “Yo he presentado 51 pruebas para plantear al verdadero culpable”.

La Sección Quinta ha seleccionado a los miembros del Jurado Popular que enjuiciarán los hechos por un delito de malversación de caudales públicos.

Esperanza Aguirre está citada para declarar junto a Ignacio González y Francisco Granados.