El CNI usó fondos reservados para amenazar a Corinna y salvaguardar la imagen del rey emérito Juan Carlos I

En una operación destinada para salvaguardar la imagen del rey Juan Carlos I  se recuperaron documentos comprometedores en poder de Corinna zu Sayn-Wittgenstein.

La operación fue pagada con fondos reservados públicos por decisión del general del Ejército de Tierra Félix Sanz Roldán, director del CNI.

OK Diario afirma que ha tenido acceso a documentos, correos electrónicos y mensajes telefónicos, que corroboran la operación de espionaje a Corinna.

Según el medio, fue el mismo general quien, bajo un pseudónimo, contactó con la aristócrata alemana para lanzarle una serie de coacciones: “Cualquier tipo de filtración de este tipo de información tendría en este momento unas consecuencias devastadoras para la institución y para tu imagen”.

Corinna encontró a sus supuestos guardaespaldas revisando sus ordenadores y archivos en busca de los documentos  que afectaban a los negocios internacionales de Don Juan Carlos.