La cámara de vigilancia de Iglesias y Montero fue pirateada y se podía ver a tiempo real online

Pablo Iglesias denunció en octubre el hackeo de una cámara de seguridad de la Guardia Civil de su chalé.

El pasado mes de octubre Podemos recibió un email anónimo con  pantallazos de una página web en los que se podían ver las imágenes captadas por la cámara de seguridad en tiempo real del chalet de Irene Montero y Pablo Igleias.

Según informa EFE y El País, Iglesias y Montero denunciaron a la Policía el hackeo de la cámara y la difusión de las imágenes. Las autoridades solucionaron el problema reseteando el dispositivo configurando nuevos parámetros para evitar otro hackeo, y comunicaron a Podemos que estaba solventado, aunque el partido no tiene constancia de que se abriera ninguna investigación al respecto.

La investigación de la unidad de delitos telemáticos de la  Guardia Civil les llevó hasta un servidor situado en Singapur, pero no se pudo identificar a los autores del hackeo.

Este suceso se suma a un nuevo caso de espionaje contra Pablo Iglesias, que fue a declarar la audiencia nacional tras conocerse que le robaron el móvil a sus ex asienta en 2016,.

Al parecer el ex comisario Villarejo accedió de forma ilegal a su teléfono móvil y le extrajo fotografías comprometidas y conversaciones privadas.

Iglesias manifestó del asunto ser una de las mayores vergüenzas de nuestra democracia es la existencia de una trama criminal que vincula  a policías corruptos, a medios de comunicación, y a grandes empresarios”.