Vox se engancha a la luz de una comunidad de vecinos de forma ilegal para celebrar sus reuniones

El local donde se celebran las reuniones es propiedad de la familia de Aurora Ortega, que candidata de Vox a las elecciones municipales.

La sede de VOX en Alcantarilla no tiene contratado el suministro eléctrico con ninguna compañía de luz y tiene la instalación «enganchada» a la de la comunidad del edificio de forma ilegal.

Según la información de ‘Alcantarilla TV‘ tras la denuncia de un militante del propio partido ante el ministerio de Industria, Iberdrola detectó una actividad inusual en su contadores con  telegestión y envió a un inspector que detectó que el local de Vox usaba un cable para engancharse a la luz de la comunidad.

El técnico precintó el contador y comunicó a los propietarios de la comunidad de vecinos que disponían de 10 días para quitar el enganche.

El plazo ha expirado y VOX no ha dado de alta el suministro con ninguna compañía.

David Ibáñez, portavoz de Vox Murcia, señaló en declaraciones a La Opinión que su partido no tiene sede en Alcantarilla.