El PP comienza su ERE con una triquiñuela para recortar la indemnización a miembros con 30 años de antigüedad

Tras la debacle de las elecciones generales del 28 de Abril, el Partido Popular ha empezado a ajustar su plantilla.

Hasta seis trabajadores, dos del Congreso y cuatro del Senado, han recibido una carta del PP comunicándoles  su despido, según publica la Cadena SER.

Los trabajadores afectados  tenían contrato fijo y más de 30 años de antigüedad, y ahora han sido puestos en “excedencia forzosa”,  “reservándoles la plaza, categoría, nivel, trienios y demás derechos”.

El PP también les ha comunicado que han pasado a ser “eventuales” y les ha despedido con 12 días de indemnización por año trabajado y limitando a cuatro años su antigüedad.

De esta forma el PP rebaja  la cuantía del finiquito que entre los seis ascendería a casi un millón. Si les considera eventuales, apenas tendría que abonarles 37.000. En total, se ahorra el 96,5% de indemnizaciones que la ley le obliga a pagar.

El PP también ha pedido a los ujieres del Congreso de los Diputados (los porteros) que no les deje entrar en la cámara.