Cloacas: Interior trató de borrar con fondos reservados las huellas del robo a Luis Bárcenas en la ‘operación Kitchen’

El Ministerio de Interior trató de borrar las huellas del robo de información a Luis Bárcenas con compra de un ordenador portátil para evitar ser rastreado.

El comisario Enrique García Castaño conocido como ‘El Gordo’ le ha confesado al juez de la operación Kitchen que se autorizó la compra de un ordenador portátil con cargo a los fondos reservados para que el número dos del ministerio pudiera consultar toda la información obtenida de los teléfonos de Luis Bárcenas sin que dejara rastro.

Él mismo entregó la información material ‘en mano’ a Francisco Martínez, ex número dos de Interior durante el gobierno de Mariano Rajoy, y al que en todo momento identifica como su interlocutor en esta operación.

Según la confesión del comisario, la adquisición incluye tanto el ordenador como la memoria USB en la que se volcó el contenido íntegro de varios teléfonos móviles de Luis Bárcenas, sin orden judicial previa.

El objetivo era acceder de forma ilegal a las comunicaciones que mantuvo Bárcenas con miembros del partido y a la información sensible para la formación que pudiera tener en su poder, sin que en ningún momento esa información pasara por los ordenadores oficiales del ministerio, evitando así dejar rastro.​

La confesión no salpica al ex ministro del Interior Jorge Fernández Díaz (PP) que según informa el diario ‘El Mundo‘, se le ocultaron intervenciones clave por miedo a que no las autorizase.