Francisco Serrano se da de baja «por la presión» tras sus polémicas declaraciones sobre ‘La Manada’

El presidente del grupo parlamentario de VOX en Andalucía, Francisco Serrano, se ha cogido una baja médica de al menos 30 días por la el linchamiento sufrido por sus declaraciones.

Tras las polémicas declaraciones que realizó primero en twitter y después en Facebook sobre la sentencia de la Manada del Tribunal Supremo que dejó sin efecto la de los tribunales de Navarra, el líder de la formación de extrema derecha se ha cogido una baja médica para recuperarse junto a su familia del  ‘linchamiento’ recibido por la prensa y en las redes sociales.

Serrano asegura que él no escribió el polémico texto donde aseguraba que la relación más segura con una mujer era la prostitución o que un gatillazo podía dar con el impotente en la cárcel.

Serrano culpa a  un colaborador  quien subió ese texto a su perfil de Facebook «lo cual derivó en una publicación completamente ajena a mí y manifiestamente incorrecta en las formas».

«En relación a la publicación en mi página de Facebook donde se hizo una vergonzosa apología de la prostitución y otras gruesas expresiones, a estas alturas creo que es evidente para todos quienes me conocen, que en absoluto son expresiones mías porque no responden a mi estilo de escribir, de pensar, ni de hablar en público, ni tampoco en privado».

Incluso el propio partido le advirtió por sus polémicas declaraciones: «Si desafortunados fueron las publicaciones precedentes, esta última (la explicación) lo es más todavía». «Si sigue en su actitud, habrá consecuencias»