Sánchez ha vuelto a perder y tiene razón apuntando al culpable: él mismo

Pedro Sánchez ha vuelto a perder una sesión de investidura, esta vez necesitaba  mayoría simple para ser elegido presidente del gobierno de España de forma oficial.

Tras una sesión llena de reproches entre todos los grupos, en la que Pablo Iglesias reveló que el PSOE modificó palabras del documento con propuestas que le presentó Unidas Podemos, alterando el significado por «exigencias de Podemos» y filtrando posteriormente a la prensa, tras negarlo.

Fue Carmen Calvo afirmó quien en la cadena SER manifestó que “nosotros hemos tenido la gallardía de no filtrar nada. No hemos desvelado ni una sola cosa a lo largo de todos estos días por el bien de la negociación”, afirmación que también repitió en la sexta, pero nada más lejos de la realidad .

Tras un anális de maldita.es El otro documento, se reveló que el documento fue modificado por Gema Castillo Ramos, directora del Gabinete Adjunta de la vicepresidenta del Gobierno.

Finalmente el resultado de la votación fue el siguiente:

A favor: 124, PSOE, PRC.

En contra: 155. PP, Ciudadanos, Vox, JxCat, Coalición Canaria y Navarra Suma.

Abstenciones: 67., Unidas Podemos, ERC, Bildu, Compromís y PNV.

El reparto de culpa apunta en ambas direcciones, como plasmó Gabriel Rufián en su discurso, pero esta vez el presidente del gobierno en funciones  tiene razón, solo hay que tirar de hemeroteca:

Probablemente este haya sido su mejor razonamiento desde que entró en política:

«La responsabilidad de que el señor Rajoy pierda la investidura es exclusiva del señor Rajoy por ser incapaz de articular una mayoría«.