Amenazas homófobas por llevar «la pulsera desprendiendo potentes ondas homosexualizadoras que penetran únicamente en los niños»

La usuaria @TeresaMarmol de profesión socorrista en una piscina en Jaén, ha denunciado a través de su cuenta Twitter coacciones de índole homofobas.

La una socorrista llevaba una pulsera con los colores de arcoíris, la bandera de LGTBI, durante el desempeño de sus funciones cuando un padre se ha acercado a ella para reprocharle que «estaba incitando a sus hijos a tener una conducta homosexual», tras pedir reiteradas veces que se la quitara

El sujeto ha añadido que  «no debería estar permitido que trabaje gente así de socorrista».

El tuit/denuncia lleva más de 5.700 retuits y 14.900 me gustas.

  La publicación ha desencadenado multitud de muestras de apoyo hacia la socorrista en la red social: