El presidente de Melilla de Ciudadanos ha declarado por delito de falsedad de documento público y fraude electoral.

Eduardo de Castro, ha declarado esta mañana en los juzgados de Melilla por un presunto delito de falsedad de documento público y fraude electoral por la lista de Ciudadanos con la que concurrió a las elecciones el 26 de mayo.

El juez le investiga presuntamente, por incluir en su candidatura a personas «sin su consentimiento» y  «falsificando sus firmas».

El presidente ha intentado evitar que las cámaras de la prensa captasen la imagen de un presidente de la ciudad entrando en los juzgados por la puerta del registro civil y no por la principal.

Los presuntos delitos de falsedad en documento público y fraude electoral por la lista están tipificados en el artículo de 390 y siguientes del Código Penal y en la Ley Orgánica de Régimen Electoral General (LOREG).

De Castro dijo hace unos días que no estaba imputado, sino que había sido llamado como testigo, pero mintió, se publicó el auto 293/2019 del Juzgado número 5 de Melilla, en el que el juez acuerda “la declaración en calidad de investigado de Eduardo de Castro González para el día 29 de julio a las 9.15 horas”.

El juzgado ha pedido a la Policía Nacional que identifique para citar a una de las candidatas de Cs en las pasadas elecciones municipales y autonómicas para que declare, también, pero esta en calidad de testigo, al tener sospechas de que podría ser una de las personas afectadas por la denuncia de falsificación realizada por Vox.

También ha solicitado a la Junta Electoral de Zona de Melilla (JEZ) que le remita “los originales presentados en la JEZ conforme a lo dispuesto en los artículos 45 y siguientes de la Ley Orgánica de Régimen Electoral General (Loreg) de la candidatura a las elecciones municipales a la Asamblea de Melilla de 26 de mayo de 2019 correspondiente al partido político Cs”.