VÍDEO | «Un PSOE descolgado hacia la derecha se ha cobrado la pieza de caza mayor, Iglesias. A Sánchez la ha faltado humildad». Fernando Berlín

El periodista, tertuliano de televisión y  presentador/director del programa de radio por internet ‘La cafetera’, Fernando Berlín (@radiocable), analiza la investidura fallida:

El PSOE se ha cobrado la pieza de caza mayor, Iglesias dio un paso atrás, ha caído ni más ni menos que el secretario general de Podemos. Esto es algo inédito.

Hemos visto una trepidante sesión de investidura inédita en la democracia española en la que con luz y taquígrafos a la vista de todos, los representantes de todos los partidos políticos se lanzaron egos reproches,  y también un ofertas a tiempo real en directo frente a los ciudadanos y de forma televisada.

A la sesión no le faltó de nada ni siquiera esa oferta de última hora de Pablo Iglesias en plena tribuna a Pedro Sánchez, una oferta en la que prácticamente aceptaban la última propuesta del PSOE, que  el día anterior había rechazado, pero con un añadido 6.000.000 € en políticas activas de empleo.

El diario ‘el país’ dice  que cuando la lanzó Iglesias era muy tarde, y en realidad pensamos en ‘La Cafetera’ que no lo era. 

No habría sido tarde si hubiera quedado aparcada la arrogancia y la altivez que dominaron los últimos días de la negociación.

Una nueva oferta para evitar unas nuevas elecciones en las que muy probablemente ganarán las derechas, y esas sí que no les va a costar ponerse de acuerdo. 

En Podemos recuerdan al PSOE que el propio Pablo Iglesias había llegado a dar un paso atrás, y  en algo tienen razón, quién tiende la mano es el que tiene que hacer la oferta, el que tiene que seducir al rival, y no al contrario.

Todo el discurso de Sánchez  estuvo destinado a insuflar de orgullo al Partido Socialista tratando de dotar de épica al socialismo que no se arrodilla a lo que simplemente ha sido una victoria de los egos. 

Pedro Sánchez concedió una entrevista en televisión en la que tendió  una vez más la mano a la derecha para buscar otra fórmula diferente y convertirse en presidente del Gobierno,  y no ya de un gobierno de coalición de izquierdas. 

Mucho nos tememos que  además que esto supone el descolgamiento del Partido Socialista hacia la derecha,  porque si algo quedó claro ayer es que nos puentes en la izquierda han quedado volados.

Era en Sánchez sobre quien estaba depositada la responsabilidad de lograr un gobierno y al PSOE al que le proponía la habilidad negociadora de conseguirlo.

Lo que ha faltado es humildad, y no hay nada de humildad sobre la mesa.

[ajax_load_more post_type=»post» max_pages=»15″ button_label=»Entradas recientes» button_loading_label=»Cargando»]