La Manada de Murcia apaleada por otros presos de la cárcel de Sangonera

Los tres detenidos acusados de presuntamente violar a una mujer en Murcia recibieron una brutal paliza por parte de otros presos al día siguiente su llegada a la cárcel de Sangonera (Murcia)

La policía detuvo la semana pasada a los tres hombres en el mismo lugar donde la habían presuntamente golpeado y violado  al víctima, y también hizo lo propio con una mujer por no socorrer a la víctima, que quedando esta en libertad con cargos.

La violación se produjo presuntamente en un edificio okupado de Murcia y tras decretar su ingreso en prisión, poco más de 24 horas después de su llegada a la prisión, han sido agredidos por otros presos cuando lo acusados volvían del patio.

En un pasillo que no cuenta con vídeo vigilancia varios presos propinaron una brutal paliza por la que tuvieron que ser trasladados al hospital Virgen de la Arrixaca para ser atendidos. 

Según los testigos con los que ha podido hablar ‘La opinión de Murcia’ varios presos en un remolino acorralaron a los presuntos violadores y empezaron a golpearlos.

Los funcionarios de la prisión intervinieron para detener la paliza en la que los tres hombres salieron heridos. Tras ser atendidos en la enfermería, el médico ordenó el traslado al hospital por la gravedad de algunas de las lesiones.

 Los tres acusados de la violación grupal está ya de nuevo en la cárcel, en una régimen con más seguridad en la categoría de ‘refugiados’.