Endesa avisa por carta a 26.000 jubilados que a fin de mes les deja sin descuento de luz

La empresa eléctrica Endesa mete presión a los sindicatos para que se pacte ya el nuevo convenio colectivo que suspenderá el consumo eléctrico de 26.000 jubilados.

Tras dos años de negociación la eléctrica Endesa quiere acelerar las negociaciones del nuevo convenio que  tiene como «muro» la supresión de consumo eléctrico gratuito del que se benefician unos 26.000 ex trabajadores del grupo ya jubilados y sus viudos o viudas.

Según informa ‘elindependiente.com’  la eléctrica ha realizado el envío masivo de cartas a los empleados retirados confirmando que a final de pondrá fin al descuento en su recibo.

Endesa entiende que con la finalización en diciembre pasado  del convenido antiguo expiran los beneficios que tenían los jubilados y sus viudas.

«La electricidad gratuita está considerada una parte del salario en especie, así que con la expiración del convenio la plantilla actual  ha consolidado esa parte en sus contratos, pero con  los 26.000 ex empleados no».

Hasta la fecha  tanto los trabajadores como los ex empleados sólo se hacen cargo en su recibo de luz de los peajes regulados de la factura y de los impuestos, la parte del consumo eléctrico es gratuita.

En unas semanas los jubilados perderán el descuento si no se consigue un acuerdo de última hora.

En las cartas enviadas Endesa comunica que el 1 de Octubre “finaliza el beneficio social de suministro eléctrico que se recogía en el convenio colectivo ya expirado y se les ofrece unas nuevas condiciones económicas para seguir prestando el servicio eléctrico».

“Recuerde que en todo momento tiene el derecho a resolver su contrato de suministro o proceder al cambio de compañía eléctrica a su libre elección antes de la fecha indicada. En caso contrario, se entenderá que acepta las modificaciones con fecha el 1 de octubre de 2019”.

Endesa ha propuesto a los sindicatos para alcanzar un acuerdo y terminar con el asunto la posibilidad de rebajar el máximo de consumo eléctrico gratis del que se beneficia la plantilla y los jubilados, pasando y dejarlo en un máximo de 3.500 kilovatios hora (kWh) al año para todos.

Los sindicatos no han aceptado que se discrimine a los trabajadores en activo y los jubilados.