Miguel Lago: «Me la pela que Cayetana se haya ofendido».

Rifirrafe entre por unas declaraciones jocosas del humorista Miguel Lago, colaborador del programa de Risto Mejide ‘Todo es Mentira’ en cuatro televisión.

El lunes tras un comentario de Miguel Lago, el diario de Alfonso Rojo,  ‘Periodista digital’, publicó  una artículo tergiversando a su manera la realidad.

Miguel Lago: «Cayetana está de moda siempre. Pero es verdad que tras sus declaraciones sobre la tibieza del PP vasco o el nacionalismo, varias voces han empezado a sugerir que le está comiendo terreno a Pablo Casado. A mí, mientras solo sea terreno…»

El comentario generó una polémica capitaneada por Periodista Digital que publicó en su artículo: Miguel Lago. “El ‘payaso’ de Risto Mejide insinúa en CuatroTV que Cayetana Álvarez de Toledo “le come la p*** a Pablo Casado”. Ese fue el titular que utilizó el diario de Alfonso Rojo.

También se sumó a la polémica el conocido como el “negro de Vox”, Bertrand Ndongo: “Así es como el equipo de imbéciles del programa @todoesmentiratv hablan de @cayetanaAT en presencia de @ristomejide luego darán lecciones de feminismo y bla bla bla».

Risto Mejide se pronunció: “Esto es humor y estamos entrando en una etapa muy peligrosa. Yo defenderé el derecho a la libertad de expresión y el derecho de los humoristas a hacer el humor que consideren me haga o no me haga gracia».

Lago : «Leyendo este titular, es normal que Cayetana se haya enfadado. Menos mal que Periodista Digital es digital y no se puede imprimir».

Marta Flich: «Yo sí me lo imprimo, para recoger las caquitas de mi perro».

Lago: «Lo que no me parece una broma es coger una frase de un humorista que hace una broma en una programa de humor como es este, sacarla de contexto y elevarla a categoría de declaración institucional, en un periodica escribiendo semejante barbaridad que en ningún caso tenía nada que ver  el fondo no tiene nada que ver ni con el fondo ni con la forma de la broma».

Hoy la polémica seguía latente y Miguel Lago mostró su opinión de forma contundente: «Me la pela que la aristócrata de mi corazón se haya ofendido».

Puedes ver el vídeo aquí