Prisión permanente revisable para Ana Julia Quezada por el asesinato del niño Gabriel

La Audiencia de Almería ha dictado sentencia condena a Ana Julia Quezada: prisión permanente revisable por asesinar con alevosía a Gabriel Cruz, de ocho año de edad, en febrero de 2018 en la finca familiar de Rodalquilar, en Níjar, Almería.

En la sentencia final se la considera autora de un delito de asesinato con la circunstancia agravante de parentesco.

También ha sido condenada por  dos delitos de lesiones psíquicas contra  los padres Gabriel, que suman a la condena tres años por el padre, Ángel Cruz, por la concurrencia de la agravante de parentesco, y dos años y nueve meses por Patricia Ramírez, la madre.

La magistrada suma a la condena un año y seis meses por el padre, y un año por la madre por dos delitos con la integridad moral.

La indemnización para los padres será de 250.000 euros en concepto de responsabilidad civil y 200.203 euros al Estado por las labores de búsqueda del menor.

Se le impone una orden de alejamiento a los padre de  500 metros en un período de 30 años.