Rufián vence a la caverna: son militares armados bebiendo alcohol y no una despedida de solteros jugando una partida de ‘Airsoft’