«Vox es demagogia, homofobia y extremista. Me hicieron callar». Contestí abandona la política y se enzarza con Espinosa de los Monteros.

A través de un vídeo publicado en Twitter y con una dura carta, la diputada de Vox Malena Contestí ha anunciado que abandona la política.

La diputada abandonó la formación que abandonó la formación de extrema derecha por irregularidades en su financiación ha escrito una carta en la que habla sobre la línea ideológica del partido,  y se enzarzado con Espinosa de los Monteros a través de twitter.

La relación entre la diputada de Baleares y Vox se deterioró cuando varios medios informaron de presuntos cobros por parte de cinco miembros de la cúpula de la formación en Baleares, antes de la campaña electoral, por medio de facturas por asesorías jurídicas que no se habrían prestado.

La diputada justificó su dimisión de todos los cargos «tras las informaciones sobre las presuntas irregularidades en ActuaBaleares aparecidas en prensa en los últimos días, y no habiendo recibido explicaciones satisfactorias».

Ahora a través de una carta ha querido plasmar su visión sobre el partido de extrema derecha:

Los “múltiples escándalos de supuestas irregularidades que no solo no se investigan sino que se protegen, la exclusión y el insulto constante a los demás partidos, demagogia, homofobia y extremismos varios”.

«Desde  Vox imponen un dogmatismo que golpea como un yunque en todos aquellos ideales que parecieron hacer a Vox necesario».

«Vox criminaliza a la mujer que pasa por el trauma de abortar, sin atender a sus circunstancias, dirigiéndose a la posibilidad incluso de estatalizar a los niños, o irrumpiendo en minutos de silencio con pancartas políticas».

Constantí ya manifestó públicamente no ir en la línea de Vox cuando Abascal se reunió con Salvini: «He sentido profunda vergüenza viéndome relacionada con un oportunista independentista como Salvini».

«Manipulan la realidad para vincular directamente el terrorismo con la inmigración, con el único fin de atacar a todas aquellas organizaciones que no participan de ese proselitismo confesional internacional al que Vox pertenece».

«En Vox lo importante es hacer ruido para salir en prensa y todo vale, incluso la manipulación para lograrlo: una foto con la bandera del movimiento gay es motivo de expulsión del partido”.

Macarena Olona, la secretaria general del Grupo Parlamentario Vox, acusó  a Contestí de deslealtad y declaró que su dimisión responde a que Vox optó por apartarla de las listas.

Malena Contestí le recordó que tanto Espinosa de los Monteros como Abascal hacía 48 y 24 horas respectivamente aseguraron públicamente que repetiría, por lo que Olona mintió con esa afirmación.

El mensaje fue eliminado: 

La carta completa: