Un juzgado de Palma condena a un banco por usura debido a unos intereses desorbitados de una de sus tarjetas

Un juzgado de Palma condena al banco Sabadell por usura por el uso comercial de una tarjeta ‘Visa Classic’.

La entidad bancaria ‘Sabadell’ ha sido condenada por una juzgado de Palma por una tarjeta revolving ‘Visa Classic’ con un interés del 40,87% de TAE

A.M.P. el afectado, tuvo que realizar unas obras en su vivienda habitual y tras buscar y comparar distintas ofertas de financiación eligió la que consideró más conveniente: un préstamo vinculado a la cuenta Expansión del Banco Sabadell, un préstamo personal a devolver en 24 meses.

En el años 2016 contrató el producto para realizar las obras, y una vez concedido el préstamo se le ofreció una tarjeta “revolving” “Visa Classic” con un límite de crédito de 3.000 euros.

“En el momento de aceptar la tarjeta, yo desconocía por completo qué era una tarjeta “revolving” y sus “sutiles características”, “ventajas” y, lo que es peor, los desorbitados intereses que su utilización comporta”.

El cliente estaba al corriente de los pagos mensuales de la letra del préstamo personal y de la tarjeta, pero al descubrir los intereses generados por la tarjeta decidió consultar con un abogado para reclamar.

“Acudí a ‘Reclama Por Mí’, donde me dijeron que se me estaba aplicando un interés TIN del 26,40 % y un TAE del 40,87 % y me comunicaron que demandarían al banco Sabadell por usura en la tarjeta revolving».

Con la reclamación en curso el cliente de la entidad intentó cancelar el préstamo personal abonando dos letras impagadas que estaban pendientes, a sabiendas que no pudiera hacer lo mismo con la tarjeta.

El Banco Sabadell dedicó esas cuotas abonadas a la tarjeta revolving y provocó que no se pagaran las del préstamo personal.

«Esto provocó que el banco me llamaran para informarme de que en 5 días si no procedía, me incluirían en el ASNEF. La situación se volvió realmente angustiosa para ese momento. Nunca hubiera pensado verme envuelto en este tipo de problemas”.

Tras un largo proceso judicial logró una sentencia favorable del Juzgado de primera instancia N.2 de Palma. El juez declaró nulo el contrato de la tarjeta revolving del banco Sabadell y condenó al banco a restituir todas las cantidades pagadas de más por el importe prestado.