En primera persona: Un policía se siente deshonrado y avergonzado por las actuaciones de sus compañeros en Cataluña

Enric Cartín, ex periodista, escritor y policía ha escrito un hilo en Twitter lamentado y avergonzándose de algunas de las actuaciones policiales en las protestas de Cataluña.

El policía ha confesado que no hay tumulto, que los agentes no están equipados, no hay una línea preparada. Algunos ni siquiera llevan gorra. Parece un grupo improvisado, no agentes de la autoridad. Empujan a una niña. Golpean repetidamente a un chico que les pide calma constantemente con el gesto.

¿Qué lleva a agentes preparados a una actuación tan vergonzante? Tan envenenada. Tan deshonrosa. Tan indecente. ¿No tienen hijas? ¿No tienen hermanos? ¿No hay un responsable que por autoridad o sentido común indique lo impropio de esa actuación incluso, o sobre todo, en caliente?

«Soy compañero vuestro y sé de qué hablo. Sé lo que se ve, se escucha y se recibe en una línea. Sé cómo os sentís ahí porque yo he sentido lo mismo. Pero esto no tiene nada que ver con la función policial», relata Enric.

El policía afirma que «es una deshonra y una vergüenza que os dejéis interferir por directivas políticas que solo sirven a sus intereses. Nosotros somos los garantes del orden y de la libertad. Por eso el estado nos otorga el monopolio de la violencia: para utilizarla como último recurso en la protección de esa libertad. Protegemos el orden público».

Enric relata que hace 10 años que está en Twitter y «nunca he explicado en abierto que soy policía. Pero las actuaciones de mis compañeros de CNP y GC desde el 1 de octubre, me hacen sentir una terrible pena y vergüenza. En lo profesional y personal».

El policía indica que es necesario que como colectivo recapacitemos. Somos personas al servicio de personas. Debemos denunciar lo que es profesionalmente impúdico, inmoral, deshonesto, indecente, «Es nuestra obligación como individuos. Es nuestro deber como profesionales», confiesa Enric

Hoy destacamos: