La fiscalía sienta a Vox en el banquillo por atribuir un abuso sexual de unos españoles, a unos a marroquíes

La fiscalía de Valencia sentará en el banquillo a Vox como partido por un delito de odio por una publicación en el que mintió al atribuir la nacionalidad  marroquí a cinco españoles.

La fiscal coordinadora de delitos de odio de València, Susana Gisbert, ha citado al partido de extrema derecha Vox por un supuesto delito de odio por la publicación de un mensaje en twitter en el acusó a cinco marroquíes de un abuso sexual que se produjo en una playa de Ribera Baixa.

El suceso ocurrió el 15 de junio cuando una mujer que salía de la playa naturista del Mareny de San Lorenzo, en Cullera, fue acorralada por los cinco sometiendola  a tocamientos e insultándoles.

 

Vox retuiteó de la noticia publicada del incidente  y se atribuía el hecho a «cinco magrebíes», a pesar de que el diario ‘Levante-EMV’ publicó un día antes la noticia y había informado de que los investigados eran cinco españoles.

Además Vox  escribió que se les había «olvidado un detalle», para añadir a continuación:

«Imprescindible puntualizar el origen extranjeros de la mayoría de los violadores para que los españoles tomen conciencia del tipo de delincuentes a los que estáis abriendo las puertas y subsidiando con el dinero de todos».

 

La Guardia Civil se vio en la obligación de aclarar que eran españoles y no extranjeros saltándose su habitual protocolo.