Sánchez depositó la confianza en Iglesias y Díaz y delegó en ellos para negociar la subida del SMI

El gobierno de coalición POSE-UP subirá el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) a 950 euros este año, tras el acuerdo alcanzado con los sindicatos y la patronal, tras la reunión con la nueva ministra de trabajo de Unidas Podemos Yolanda Díaz.

El 30 de Diciembre PSOE y UP presentaron su el programa de la colación PSOE-UP que incluía la subida progresiva del SMI hasta los 1.100 euros a final de la legislatura.

La subida del SMI era un pilar de la coalición como y lo fue la anterior del 2019 hasta los 900 euros que ambos acordando y llevaron a cabo.

En Diciembre Pablo Iglesias sugirió a Sánchez  que la subida progresiva del 5% se haría efectiva si el diálogo social entre sindicatos y patronal intermediado por la ministra Yolanda Díaz llegaba a buen puerto.

Sánchez encomendó al vicepresidente y a la ministra de trabajo intentar recuperar el diálogo social entre ambas partes en coordinación con la ministra de economía Nadia Calviño.

La CEOE ya mostró su negativa a la subida de 1.000 euros, y el vicepresidente Iglesias se puso en contacto con el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi vía telefónica para establecer un compromiso que se cerró en la reunión de ayer miercoles en la que se pactó una subida hasta los 950 euros mensuales.

Según cuenta el diario.es, fuentes del gobierno manifestaron que «Ha sido muy importante para llegar a este acuerdo la confianza de Pedro Sánchez en Iglesias y Díaz, la capacidad de diálogo de la ministra de Trabajo, de los sindicatos y de la patronal, especialmente de Garamendi, un gran negociador que ha facilitado el diálogo».