Los integristas islamistas del CNRI pagaron ocho meses los sueldazos de Abascal y Espinosa de los Monteros

‘El País’ desvela nueva información sobre la financiación de Vox procedente de Irán que implica a su líder Santiago Abascal y a su vicesecretario de relaciones internacionales Iván Espinosa de los Monteros.

Islamofobia, pero selectiva, es lo que deben de pensar muchos de los afiliados de Vox tras esta nueva información revelada que desvela que durante ocho meses Abascal y de los Monteros cobraron salarios de Vox con fondos procedentes de donaciones del Consejo Nacional de la Resistencia de Irán (CNRI).

Alrededor de unos 65.000 euros se embolsaron los diputados de extrema derecha procedentes del CNRI,  una organización que hasta 2012 se incluyó en  la lista de organizaciones terroristas de EE. UU.

‘El País’ ya publicó que la formación se fundó en 2013 con un millón de euros del CNRI.

El día Vox que se inscribió en el registro de partidos políticos del Ministerio del Interior en 2013, recibió una transferencia de simpatizantes del exilio iraní, 1.156,22 euros.

Un mes después  Abascal y Espinosa de los Monteros comenzaron a cobrar un sueldo con dichos fondos, unos 3.570 euros netos para Abascal y otros 2.300 para Espinosa.

Uno de los fundadores de Vox, Alejo Vidal-Quadras confirmó que “Abascal estuvo al tanto de todo, le expliqué mi relación con el CNRI y le dije que nos financiarían. Le pareció bien. Estaba encantado. No puso ninguna pega”.