El Tribunal de Cuentas constata que la Iglesia Católica no justifica el dinero que recibe por el IRPF

Las conclusiones preliminares de un informe del Tribunal de Cuentas, según publica Infolibre, apuntan a un desfase de más de 300.000 euros entre la Memoria de Actividades de la Iglesia y el dinero entregado por el Estado.

En su informe el Tribunal de cuentas concluye que que la Iglesia vulnera la ley de la UE al usar los fondos del IRPF para financiar la cadena de televisión TRECE.

La asociación Europa Laica asegura que el informe corrobora lo que ellos llevan denunciado durante años, que la Conferencia Episcopal no justifica el dinero que recibe a través de la casilla del IRPF, aproximadamente unos 268 millones de euros en 2017.

“El Tribunal de Cuentas constata que la única obligación que tiene la Iglesia católica de justificar estos ingresos públicos -268 millones en el año 2017- es a través de entregar a la Administración una Memoria anual de gastos que, en sintonía con lo que Europa Laica viene denunciando sobre la misma, constata no puede ser considerada como tal sino solo una simple relación de actividades confesionales que no responde a lo realmente acordado de justificar los gastos de los ingresos tributarios recibidos”.

“La Administración carece de información precisa acerca del destino efectivo de esta Asignación pública que se transfiere a la Iglesia católica, por lo que no se puede distinguir entre lo que la Iglesia destina a actividades confesionales de otras claramente mercantiles que vulneraría la legislación comunitaria sobre la libre concurrencia y las ayudas de Estado”.

“El Tribunal de Cuentas responsabiliza directamente a la Administración de la desidia sobre este tema y falta de control, puesto que esa Memoria nunca ha sido revisada ni formulada objeción de ningún tipo durante todos estos años, también por no tener establecidos criterios analíticos y contables al respecto”.