Vox lloriquea para que su ejercito digital tumbe la cuenta de Echenique en Twitter

El partido de extrema derecha Vox sigue sin eliminar el Tuit por el que su cuenta suspendida en Twitter por incitación al odio, y sigue haciéndose  la víctima para sacar algún rédito electoral como adalid de la libertad de expresión (los que quieren legalizar partidos…)

La turra que está dando Vox con el asunto es demencial, seguramente veríamos otro escenario, en el que eliminaría la publicación contra Adriana Lastra, si existiera un proceso electoral en marcha y necesitara difundir su propaganda y noticias falsas a pleno rendimiento.

El último acto propagandístico relacionado con la causa lo ha protagonizado el diputado y subsecretario de comunicación Manuel Mariscal, al que hace pocos días lo pudimos ver persiguiendo a una manifestante para tratar de quitarle por la fuerza el megáfono que portaba en las protestas de los agricultores.

Mariscal ha publicado un tuit para «llamar a filas» a sus tropas digitales contra el diputado de Unidas Podemos Pablo Echenique tras publicar un tuit relacionado con el asesino de Atocha:

Mariscal tocó la corneta y sus soldados digitales fueron acudiendo:

Pero se encontraron oposición: