Marcos De Quinto pide cuatro años de cárcel para tres trabajadores de Coca-Cola que se manifestaron durante su boda

El diputado millonario del congreso de los diputados Marcos De Quinto ha pedido cuatro años de cárcel y una multa de 4.200 euros para tres trabajadores de Coca-Cola de Fuenlabrada por manifestarse en su boda.

El diputado de Ciudadanos fue  presidente de de coca-cola cuando la planta de Fuenlabrada aplicó un ERE en 2017 a sus trabajadores.

De Quintos acusa a los hombres de un delito de injurias, otro de coacciones y un delito contra los sentimientos religiosos tras participar en una protesta laboral el día de su boda.

Cerca de  80 trabajadores se reunieron en el lugar y corearon consignas como “Fuenlabrada productiva”, “Marcos de Quinto, terrorista” y “Que viva la lucha de la clase obrera”.

“El motivo de hacer ahí la protesta era que además de Marcos de Quinto estaban presentes como invitados los máximos mandatarios de Coca-Cola. lo Es un disparate es que no se haya archivado en la fase de instrucción”.

Desde la plataforma a ‘Coca-Cola en lucha’ han criticado que se acuse a los trabajadores de un delito contra los sentimientos religiosos: “Denuncia la ofensa a un sentimiento religioso por una protesta frente a una iglesia cuando hay en juego dos derechos fundamentales, el de la libertad de reunión y de expresión”.