La carta viral de un anciano para calmar a sus hijos ante la alarma por el coronavirus

La carta viral de un anciano para calmar a sus hijos ante la alarma por el coronavirus

Carmen Matas, una periodista freelance ha compartido la carta que su padre de 72 años, dentro del rango de edad de alto riesgo de la crisis del coronavirus, les ha escrito a ella y su hermanos para calmarles. 

A través de su cuenta de Twitter Carmen Matas ha relatado que tanto ella como sus hermanos están preocupados por sus padres porque no pueden visitarlos, ante esta preocupación y el aluvión de preguntas de los hijos a sus padres, el padre ha querido responder con una carte que la periodista ha compartido: 

“Gracias hijos por vuestra preocupación y a ti María por tu ofrecimiento. La situación se agrava por momentos. Ayer fui a consulta de mi médica de cabecera, por una cuestión burocrática y la encontré medio histérica. Ella, que conoce su mundo, me describió la situación como excepcional y muy peligrosa. En su opinión se tenían que haber tomado medidas hace varias semanas».

«Nosotros, lo que tenemos que hacer es concienciarnos en respetar la cuarentena, porque nos jugamos mucho en ello. Salir solo para darnos una caminata por el exterior del barrio y el resto del día desarrollar actividades dentro de casa, que las hay en buen número».

«De todas formas, si tenéis algún apuro o necesidad, sabéis que podéis contar con nosotros. El tema no solo es que los nietos nos puedan transmitir el virus, sin, también que nosotros lo podamos hacer con ellos».

«Lamentando toda esta situación, os enviamos una gran cantidad de besos, así como croquetas digitales”.

Tras la repercusión de la carta en las redes sociales, el padre ha querido mandar otro mensaje para responder a los usuarios que habían seguido la historia:

“La que has liado Carmen. De las respuestas que ha tenido tu mensaje, tengo mis dudas sobre si han llegado a comprender bien el significado de la frase ‘croquetas digitales’. Como mi parrafada anterior iba dirigida a la familia y sabiendo que a todos los integrantes de la misma les encantan las croquetas de la abuela, al no poder, en estos días, llevarlas físicamente, como es habitual en todas las visitas familiares, os las enviamos digitalmente, con todo el cariño del mundo».

«Por otro lado, es bonito comprobar que todavía quedan personas con las ganas, el tiempo y la capacidad emocional para contestar, de la cariñosa forma que lo han hecho, al mensaje enviado por ti”.