Vídeo | Los trabajadores de Mercedes-Benz protestan y logran cerrar la fábrica de Vitoria tras varios positivos por coronavirus

Muchas empresas han optado por seguir con su actividad normal a pesar del estado de alarma, como es el caso de la fábrica de vehículos de Vitoria de Mercedes-Benz, la compañía más grande del País Vasco.

Tras varios positivos por COVID-19 y la baja de algunos empleados de la fábrica, hoy los cerca de 5.000 presentes han protestado con una sentada para evitar que las furgonetas salieran de la sede.

Con proclamas y gritos de «¡Cierre ya!» los trabajadores han reclamado su derecho a la protección e incluso han llamado a la Ertzaintza para que interviniera para garantizar el cumplimiento de las medidas de protección.

UGT ha denunciado que los casos de cuarentena y de trabajadores de baja aumenta cada día y que las medidas de protección como geles desinfectantes y el papel para secar las manos esteban desabastecidos e una planta en la que el contacto es inevitable.

Desde UGT han comunicado que la empresa ha entrado en razón tras las protesta y que han conseguido que la empresa cese la actividad temporalmente tras una reunión con el director de la plana Emilio Titos.

De esta forma desde la Mercedes se ha comunicado que a las 14:00h la actividad se paralizará y se harán llamadas puntuales al personal de mantenimiento para mantener las instalaciones