Los tests rápidos de Sanidad no funcionan, serán devueltos y China informa de que se compraron a una empresa sin licencia

Esta mañana en la rueda de prensa diaria Fernando Simón, el director del centro de Alertas y Emergencias sanitarias, ha confirmado que un lote de test de pruebas no cumplen con los requisitos esperados: tienen una sensibilidad del 30%, cuando deberían superar el 80%.

La mercancía se comprobó en su recepción y se descubrió que «no tenía las características especiales». El gobierno ha dado orden de retirada del material y ha procedido a tramitar su devolución.

«Con esos valores no tiene sentido usar estas prueba», afirma uno de los microbiólogos de sanidad.

Fernando Simón ha declarado que el Ministerio «ha conseguido otros proveedores» y está trabajando «muy intensamente» para conseguir descargar todos los test rápidos a los laboratorios españoles. 

Desde la embajada de China se han pronunciado y afirman que el Gobierno de España desoyó las recomendaciones del Ministerio de Comercio de China, que ofreció al Gobierno «una lista de proveedores clasificados en la que el proveedor al que se hizo la compra, ‘Shenzhen Bioeasy Biotechnology’, no figuraba en ella».

«Shenzhen Bioeasy Biotechnology no ha conseguido todavía la licencia oficial de la Administración Nacional de Productos Médicos de #China para vender sus productos», comunicó la embajada de China desde su cuenta de Twitter.