La empresa china Bioeasy cambiará los 640.000 test defectuosos por otro modelo de prueba rápida

La empresa ‘Shenzhen Bioeasy Biotechnology’ cambiará los test defectuosos vendidos al gobierno que no cumplían con las características de detección del virus.

El ministerio de Sanidad envió a China 58.000 test para su devolución tras evidenciar que la sensibilidad de los test era del 30% cuando en la descripción del producto figuraba un 80%.

Tras la polémica la empresa se ofreció enseguida a recoger el material y sustituirlo por otro, explicaron desde el ministerio de  Sanidad, se decidió de devolverlo todo.

Se desconoce la cifra que pagó el el gobierno por esta partida de tests defectuosos.

Al final el gobierno y la empresa acordaron el envío de un otro test que emplea otro método, el de fluorescencia, frente a los fallidos que eras antigénicos.

La empresa China va a regalar las máquinas necesarias como compensación por lo ocurrido.