El Ejército se despliega en ‘El Rocío’ para frenar las concentraciones de feligreses para rezar

Cientos de personas se han saltado el confinamiento decretado por el estado de alarma para acudir a ofrendar sus respetos a la virgen del Rocío. La policía del Ayuntamiento de Almonte (Huelva) se ha visto sobrepasada.

Entre Almonte, Matalascañas y El Rocío se han impuesto casi 600 sanciones en 17 días por saltarse el confinamiento. 41  de ellas fueron el domingo pasado y la alcaldesa Rocío del Mar Castellano (Almonte, El Rocío y la playa de Matalascañas) ha tenido que solicitar ayuda al ejército.

La alcaldesa denuncia que necesitan refuerzos «sobre todo por las concentraciones que se están produciendo en El Rocío, concentraciones que no somos capaces de controlar, ni siquiera con el esfuerzo que está haciendo nuestra Policía Local”.

Manuela Parralo, subdelegada del Gobierno en Huelva, ha enviado  dos unidades de la UME para tratar de frenar estas concentraciones ilegales.