Muere una anciana de 90 años tras cederle su respirador a un paciente más joven

Nunca saldaremos nuestra deuda con los mayores por lo que hicieron en el pasado y lo que hacen en el presente.

Suzzane Hoylaerts, una anciana de Bélgica de 90 años y su gesto de solidaridad ha recorrido todo el mundo tras conocerse que renunció a un respirador para cederlo a otro paciente más joven afectado por el virus.

Su hija ha contado la historia al diario ‘Het Laatste Nieuws’, ha relatado que su madre ingresó en el hospital tras haber contraído el virus ha pesar de haber llevado un confinamiento estricto, empezó a tener síntomas de falta de aire y las pruebas dieron positivas.

Cuando los médicos le ofrecieron el respirador lo rechazó. «No quiero usar respiración artificial. Guárdala para los pacientes más jóvenes. Yo ya he tenido una buena vida y no me preocupa morir en absoluto», le dijo a los médicos la fallecida.

La hija de Suzanne ha contado que su madre fue ingresada el año pasado en el hospital por una neumonía y ha revelado que su madre le dijo «No debes llorar, hiciste todo lo que pudiste», antes de morir.

La hija no pudo despedirse de ella  «Ni siquiera tuve la oportunidad de asistir a su funeral», debido al protocolo establecido por el gobierno.