El comunista y su iPhone

Hola, ¿cómo va la cosa?, Soy Fiskifús, tengo un canal de YouTube donde comparto información y datos que le pueden ser de interés a la roja/o promedio, y aquí va una opinión sobre los comunistas y su iphone…

Bueno, más que una opinión es una reflexión sin mucho fundamento objetivo, ya que la reflexión es sobre algo sin fundamento alguno… Pero nadie nace sabiendo, y con suerte encontráis una o dos pepitas de conocimiento en lo que se viene a continuación.

Y es que lo que me gustaría hacer en este espacio mensual que me cede JotaPOV es desmenuzar ese hombre de paja tan famoso y cansino de:

“Sí, muy comunista, pero luego con iPhone”

Sé que es una tarea un poco fútil, pero puede servirnos para explorar aspectos que nos ayuden a combatir con más eficacia esas tonterías (porque, nos guste o no, a pesar de ser tonterías, son tonterías poderosas que tenemos que aprender erradicar del imaginario popular).

¿Qué razones les pueden llevar a pensar que alguien con sensibilidades de izquierdas, desde el socialdemócrata hasta el anarco-sindicalista, no puede poseer un iPhone? Ignoremos que es poco probable que el iPhone sea la opción más popular entre gente progresista, no tengo datos para respaldarlo, y precisamente por ello no entraré a discutir eso, en un acto de responsabilidad intelectual que jamás esperaría de alguien que afirmase la tontería del iPhone.

¿Será porque es un artículo creado en el marco capitalista? Como explica perfectamente Mariana Mazzucato en su maravilloso libro El Estado Emprendedor, el iPhone no es más que una combinación de tecnologías desarrolladas por instituciones públicas, tecnologías posibles gracias a inversión en I+D público. No solo eso, si no que todas las grandes empresas tecnológicas de Sillicon Valley han alcanzado su monstruoso tamaño gracias a ingentes subvenciones estatales, mientras evaden impuestos a mansalva. Por lo que no, el iPhone no es una innovación capitalista, si no fruto de investigaciones financiadas por el estado.

¿Será porque es propiedad y los comunistas estáis en contra de la propiedad? Aquí se confunden y entremezclan dos conceptos básicos de la teoría marxista: La propiedad privada y la propiedad personal. Resumiendo muchísimo la seca teoría, los productos tienen dos valores: el valor de uso y el valor de cambio. Ejemplos: el chalet de Pablo Iglesias – Su valor de uso sería que Pablo Iglesias lo habitase, su valor de cambio sería que Pablo Iglesias se lo alquilase o vendiese a alguien, obteniendo beneficio respecto a su compra. Si usa el chalet para habitarlo, sería una propiedad personal y ningún pérfido comunista vendría a quitárselo. Si lo usa para alquilárselo a otro, sería propiedad privada y puede que algún pérfido comunista venga a quitárselo. ¿Puede una propiedad ser personal y privada a la vez (alquilas el mismo chalet que habitas)? Por supuesto, y el pérfido comunista solo tendría problema con uno de los aspectos, ¿adivináis cuál?

Cuando se habla de abolir la propiedad privada no se quiere decir que vayan a por tu tele y tu sofá, eso es propiedad personal (a no ser que estés comprando teles y sofás para venderlos). Tranquilo, compañero rojeras, puedes conservar tu móvil y tu PS4. Sabiendo esto, ¿qué es el iPhone? ¿propiedad personal o privada? Os dejo darle una vuelta, y si conocéis a un comunista que compra iPhones para venderlos, a ese sí, caña al lomo.

¿Será porque es un artículo caro? Bueno, quitando que es posible adquirir iPhones antiguos a precios populares, no hay ningún postulado marxista serio que abogue por la austeridad material. Las mercancías que uno adquiera con el fruto de su trabajo son cosa suya, lo que se condena es que esa mercancía sea fruto de la explotación laboral.

Aaaaaaaaaaaah pero Apple es conocida en el mundo entero por su explotación laboral, jaque mate rojo. Primero; ¿significa eso que tú, hipotético pro-capitalista, te sientes cómodo con y apoyas la explotación laboral e infantil de los productos que consumes? Si es así, perfecto, tu crítica es válida, eres un monstruo, pero un monstruo ideológicamente coherente… si no, estás siendo igual de hipócrita que el comunista del iPhone. Ahora bien he ahí precisamente la clave de por qué se quiere acabar con el capitalismo (o al menos regularlo salvajemente por el momento): para que puedas tener tu iPhone, y ese iPhone no sea fruto de la explotación laboral ni infantil, ¿no sería maravilloso? Ahora mismo, el consumo ético bajo el capitalismo es imposible, la salvaje mercantilización hace que absolutamente todo producto y servicio esté mancillado por la explotación, y desafortunadamente es necesario participar de la sociedad para no morirse de hambre y tener un estándar de vida digno (y hay quién participa y ni eso), eso no es una libre elección que puede hacer el rojeras para vivir acorde a sus principios, es extorsión. Muerto o aislado de la sociedad no se cambia el sistema.

Pues eso, espero que algo de esto haya sido útil. Os vuelvo a invitar a visitarme YouTube y a que me sigáis en Twitter.

¡Salud!