Agreden al músico Javier Cuesta por tener una bandera republicana en memoria de Julio Anguita colgada en el balcón

Agreden al músico Javier Cuesta por tener una bandera republicana en memoria de Julio Anguita colgada en el balcón

Un grupo de ultraderechistas ha agredido al músico Javier Cuesta mientras intentaba retirar una bandera republicana de su domicilio de Granada.

El grupo asaltó al músico e intentó quitar la bandera que el músico mostraba en su inmueble en memoria del recientemente fallecido Julio Anguita.

La Asociación Granadina Verdad, Justicia y Reparación ha relatado a través de un comunicado los hechos «el ataque ultra se produjo en la noche del pasado sábado, cuando el grupo de extrema derecha volvía de la concentración convocada en el centro de Granada por el partido fascista VOX».

«Cuatro ultraderechistas vieron la bandera republicana que Javier Cuesta había colocado en el balcón de su casa, con motivo de la muerte del líder comunista Julio Anguita. Entonces, asaltaron su domicilio, con intención de quitar la tricolor, y maltrataron a su familia. Javier Cuesta intentó impedirlo y forcejeó con los agresores, pero éstos le dieron una paliza provocándole fracturas, hematomas y diversas contusiones», ha relatado la asociación.

«Nuestra Asociación se solidariza con Javier Cuesta, músico comprometido con la Memoria Histórica y la República. Todos los años, caminamos juntos en el Último Paseo, desde Viznar hasta Alfacar, para rendir  homenaje, con su acordeón republicano, a Federico García Lorca y a las víctimas del franquismo».

El portavoz de la asociación memorialista Paco Vigueras ha dirigido el siguiente mensaje a la víctima: «Javier, estamos contigo. Contra el fascismo ni un paso atrás. Esta vez, no pasarán».

A través de un comunicado el músico ha confirmado que va a denunciar los hechos y ha relatado su versión. Mientras el músico se disponía a ducharse en la casa de sus padres, en la segunda planta del inmueble, el músico empezó a escuchar gritos de su familia y bajó. Había cuatro hombres en el salón que se dirigían al balcón, cogió a uno para perdirle explicaciones y este le empezó a agredir.

Los tres sujetos restantes empezaron a agredirle también, lo tiraron y lo patearon,  todo en delante de sus padres, que son personas mayores.

El parte médico refleja un dedo meñique roto y muchas contusiones. Los sujetos rompieron la puerta principal para acceder a la vivienda.

El músico va a presentar una denuncia junto con su abogado esta misma tarde.