Aprobado el ingreso mínimo vital. Cuantía, perceptores, requisitos y compatibilidades al detalle.

Aprobado el Ingreso Mínimo vital, la medida social más importante de la historia de España, que ha desatado uno de los mayores debates por las discrepancias de los liberales que la calificaron como ‘paguita’ y que más tarde recogieron cable.

Todos los grupos han votado favorablemente salvo Vox, que se ha abstenido finalmente(297 votos a favor de los 350 posibles).

El secretario de Estado del gobierno, Nacho Álvarez (Unidas Podemos) ha manifestado que «el ingreso mínimo es incuestionable, nadie debe necesitar hacer cola para pedir alimentos».

Álvarez afirma que la medida tiene que ser un orgullo para los españoles ya que permite que se equipare en cuango niveles de renta mínima a países europeos.

Pedro Sánchez por su parte ha comunicado a través de twitter que «Un país no prospera si deja de lado a una parte de la población» y ha calificado  de «medida histórica»  en nuestra democracia y de nuevo pilar de nuestro Estado del Bienestar que hará de España un país más justo y solidario, la medida aprobada».

«Llegará a 850.000 hogares. Una política de garantía de rentas que ampara a quienes peor lo están pasando, combate la pobreza y contribuye a la recuperación económica de nuestro país. No dejaremos a nadie atrás», ha expresado el presidente.

Ingreso Mínimo Vital (IMV): prestación mensual para los hogares en riesgo de pobreza que corre a cargo de la Seguridad Social Estatal y las comunidades, salvo en País Vasco y Navarra que lo gestionarán de forma íntegra.  La cuantía de las ayudas oscilará entre los 462 y los 1.015 euros según el esquema familiar. 

El IMV no será compatible con la prestación por desempleo permanente o por ERTE, pero sí con las ayudas de las CCAA, que podrán complementar la cuantía según sus criterios.

Requisitos: ser residente en España, tener entre 23 y 65 años, haber vivido al menos tres años de forma independiente, cotizado un año a la Seguridad Social y tener un patrimonio neto inferior a 100.000 euros.

Los solicitantes tendrán que realizar «itinerarios de inclusión, incentivos para ampliar el número de horas de trabajo o alcanzar un trabajo».

Se solicitará a través del SEPE y la seguridad social realizarán  unas pruebas a los solicitantes para corroborar su patrimonio ingresos-deudas, así como comprobar el valor de su vivienda cuyo baremo a tener en cuenta está por definir.

El empleo es compatible con el ingreso mínimo vital durante un tiempo, pero el Ministerio de Seguridad Social aún no ha detallado los plazos.

Se cobrará de forma mensual mediante transferencia bancaria.