Ayuso miente al llamar “borrador” a tres documentos firmados que prohibían atender a los ancianos y culpa a Podemos de las colas del hambre en Madrid

La presidenta de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, sigue con su campaña para derivar la responsabilidad de su gestión hacia otra dirección que normalmente acaba apuntando al gobierno.

Durante la última sesión de la Asamblea de Madrid la presidenta de Madrid arremetió contra la oposición por la imágenes vistas en Madrid en las que la gente tenía que hacer colas para recoger alimentos donados por ONG´s. 

Ayuso culpó a Podemos y Más Madrid de que tales colas existas:  “se multiplican cuando los ciudadanos caen presos de sus políticas”.

“Son ustedes la fábrica de pobreza más grande, no solo en España sino en todos los países donde se ubican”.

Para argumentar su respuesta la presidenta ha tirado de viejos clásicos:  “las cosas no se hacen atacando el sector del turismo, derogando una exitosa reforma laboral pactándola con el entorno político de la ETA o con hachazos fiscales hundiendo las clases medias y espantando a las grandes empresas”.

La oposición le ha reprochado que no es capaz de ponerse en la piel de los más vulnerables, “porque vivir en una suite de lujo ha distorsionado su realidad”.

Durante el pleno la presidenta también se permitió el lujo de mentir tras una pregunta del Dip. de UP Jacinto Morano. El diputado le preguntó por el protocolo que prohibía derivar pacientes de las residencias de ancianos a los hospitales y Ayuso respondió que ese documento “filtrado”  es “un borrador”, pero no así, son tres documentos que desveló Infolibre con la firma de Carlos Mur de Víu, entonces director de Coordinación Socio-Sanitaria de la Comunidad. 

El propio gobierno de Ayuso fue quien envió ese protocolo  a hospitales y residencias de Madrid.