El RDL del gobierno de coalición evitó el corte de luz de 200.000 hogares durante la emergencia sanitaria

Durante el estado de alarma decretado por la crisis sanitaria provocada por el COVID-19, el gobierno de coalición tuvo que adoptar medidas referentes a los pagos de suministros e hipotecas como protección a los sectores más vulnerables de la población.

Mediante un Real Decreto Ley el gobierno aprobó un paquete de medidas complementarias de “forma excepcional” que prohibían que las empresas suministradoras de agua, luz y gas natural, pudiesen suspender los suministros de estos servicios hasta el fin del estado de alarma.

El paquete contemplaba también una moratoria del pago de las hipotecas de un mes extensible a otros si fuera necesario.

Miguel ángel Heredia, senador del PSOE, formuló la pregunta en la cámara sobre el número aproximado de familias que se han visto beneficiadas del RDL y no se le han suspendido los servicios de suministros.

En la respuesta de la cámara se cifra en 200.000 el número de cortes de luz y en 150.000 el número de cortes de gas natural