Ayuso utilizó a sanitarios venezolanos sin contrato para medicalizar las residencias de Madrid en el peor momento de la pandemia

Salen a la luz nuevos datos sobre la ‘Operación Bicho’, el proceso por el que la CCAA de Madrid medicalizó las residencias durante los momentos más duros de la emergencia sanitaria.

Según informa eldiario.es, el gobierno de Ayuso contrató a la empresa Transamed para gestionar las residencias de Madrid, que utilizó como empleados a personas que no fueron dadas de alta en la Seguridad Social.

La periodista Laura Galaup del eldiario.es ha informado de que el Gobierno de la Comunidad de Madrid se limitó a “contratar a una empresa sin apenas estructura que reclutó a tres médicos venezolanos residentes en España con una visa de estudiante a los que no se dio de alta en la Seguridad Social”.

Los trabajadores fueron amenazados con ser despedidos si se quejaban por no haber sido dados de alta, así como, por haber cobrado menos del salario pactado, que para más inri fueron abonados con retrasos.

La adjudicación de Transamed fue realizada a través de la hija de Antonio Burgueño, el asesor de Ayuso durante la pandemia, e ideólogo de la privatización de la sanidad en Madrid.