Francisco Serrano deja Vox tras la querella de la Fiscalía por presunto fraude en subvenciones, pero se agarra al escaño

El juez Francisco Serrano, famoso por su apoyo a ‘La Manada’  que posteriormente le llevaron a coger una baja laboral como diputado del parlamento de Andalucía por la presión mediática, acaba de ser objeto de la apertura de una investigación por parte de la fiscalía.

La fiscalía ha hallado indicios de delito de fraude por unas subvenciones públicas que recibió cuando administraba Bio Wood Niebla SL.

El propio Serrano ha emitido una carta a ‘Europa Press’ en la que comunica que se da de baja de la formación de extrema derecha Vox (no renuncia a su acta como diputado) “para evitar que la necesaria labor de regeneración que necesita Andalucía y que abandera Vox se vea manchada por las acusaciones de las que estoy siendo víctima”.

El 13/10/2019 publicamos  que la Agencia Tributaria le reclama a Bio Wood Niebla SL la empresa creada por Francisco Serrano y su socio Enrique Pelegrín Díaz 2.489.000 euros que recibió del Ministerio de Industria en 2016 para desarrollar un proyecto que no se realizó, a raíz de la información destapada por el diario InfoLibre.

El 60% de la empresa era propiedad del bufete legal de Serrano y el 40% de Pelegrín. También Javier López figura como «promotor e ideólogo del proyecto según Serrano, pero no figura como administrador.

El portavoz de FACUA, Rubén Sánchez, interpuso ante la UDEF la denuncia que dio origen a las actuaciones de la Fiscalía de Sevilla por un posible fraude de ayudas públicas, y ahora esta ha acordado remitir las diligencias penales a la del TSJA.

Bio Wood Niebla SL fue creada para implantar en Niebla (Huelva) una fábrica para producir pellets de madera, un combustible granulado alargado que se obtiene de los residuos de la madera como el serrín.

La inyección económica concedida en 2016 tenía como requisitos ser devuelta en un periodo de 10 años (3 de carencia).

La sociedad solo cumplió con el pago el primer año, en el que la empresa cumplió con lo acordado y depositó sus cuentas en el registro Mercantil.

A partir del 2017 no hay ningún rastro de actividad económica y la fábrica actualmente no existe.

Industria le reclamó la documentación pero no recibió nada, así que se enviaron cartas de pago para que Bio Wood Niebla SL devolviera el dinero más los intereses de demora.

El 20 de julio finalizó el plazo voluntario para la devolución y el caso pasó a la Agencia Tributaria.

La empresa firmó contrato con el ayuntamiento de Niebla con la promesas  de creación de empleo: «La instalación de esta industria en Niebla creará empleo directo para unas 14 personas en los departamentos de producción y administración de la fábrica, y más de 200 indirectos», pero nunca llegó a producir.

El juez Serrano abandonó la sociedad en Febrero de 2018, y el mismo día que dejó de ser socio el capital de la sociedad pasó de 1,2 millones a 7.000 euros.

Ahora el ya ex diputado de Vox tendrá que responder en sede judicial.